Intranet

Apuntes sobre pádel. Entrevistamos a Martín Sánchez Piñeiro y a Luis Freire Merayo

31 de enero de 2017
Deja un comentario

En 1988 había más de 400 federados y en 2016 hubo más de 58.000 licencias. Está claro que el pádel está de moda. Al principio muchos de los que comenzaron a practicarlo venían del mundo del tenis y eran adultos mayoritariamente. Hoy cuenta también con muchos niños y ya con jugadores profesionales propios.

Hablamos con Martín Sánchez Piñeiro, jugador coruñés profesional que actualmente ocupa el número 34 en el Ranking Mundial; y con Luis Freire Merayo, entrenador nacional de pádel y fundador y director del Club de Pádel Cubillos del Sil, para conocer más de cerca las características y riesgos de este deporte.

Ambos tienen claras las claves del éxito de este deporte. “Es de fácil práctica en la iniciación, ya que se evoluciona muy rápido y permite divertirse con facilidad, en contra de lo que pasa con deportes de mayor exigencia física y técnica, aunque en los niveles avanzados y alto rendimiento es exigente tanto técnica como físicamente. Además, es un deporte social (se conoce gente nueva, lo practicas con 4 amigos, te lo pasas bien… y luego está el postpartido)“.

Martín también destaca su componente social. “Es un deporte que involucra a todo el mundo (independientemente de la edad y el sexo) y que permite una rápida evolución inicial, algo fundamental para enganchar al jugador amateur. Otro de los puntos fuertes es la posibilidad de jugarlo en Indoor, haciendo posible que se pueda practicar todos los días del año sin depender del clima“.

Luis Freire Merayo y Martín Sánchez Piñeiro nos hablan sobre las lesiones más comunes en el pádel y cómo prevenirlas

Luis Freire Merayo (izquierda), director del Club de Pádel Cubillos del Sil, y Martín Sánchez Piñeiro, jugador profesional de pádel (nº 34 en el Ranking Mundial)

 

El perfil del jugador

Muchos de los que comenzaron en esta disciplina venían del tenis. Es el caso de Martín, que llegó al pádel tras una lesión. “Empecé a jugar a pádel con 15 años después de toda una infancia dedicada al tenis, una lesión de rodilla asociada al crecimiento me hacía imposible seguir entrenando la cantidad de horas que se requerían sobre superficie dura“.

Luis, sin embargo, no había jugado nunca al tenis y empezó desde cero en el pádel, un deporte que le cautivó y que se ha convertido en su medio de vida. “Antiguamente los tenistas con una técnica correcta daban el paso al pádel, y generalmente eran los que mejor jugaban. Este paso les resultaba muy sencillo y, como físicamente es menos exigente, se convirtió en sus inicios en un juego para tenistas que ya no aguantaban en la pista de tenis y para todos los adultos que les gustaba dar 4 pelotazos y divertirse. Ahora, en cambio, en todas las ciudades y en muchísimos municipios tienen escuelas muy numerosas de niños y en la actualidad ya se ven niños en el cuadro profesional, que ya no son tan niños, que se han formado solo en el pádel“.

Las lesiones en el pádel

A Luis le apartó de la competición, en el año 2014, una luxación de hombro con rotura de supraespinoso y rotura parcial del tendón largo del bíceps. “Fue en una jugada fortuita haciendo un remate y con algo de mala suerte. En el pádel las articulaciones sufren mucho, sobre todo la del hombro ya que el remate es muy agresivo. Aunque también la epicondilitis y la rotura de fibras (sobre todo gemelo) son muy habituales“.

Actualmente continúa su proceso de recuperación. “La cirugía salió perfecta, la rehabilitación ha sido muy buena y el trabajo ahora de prevención y fortalecimiento está siendo muy bueno también, pero la cosa va despacito. Si la lesión es grave, no hay que tener prisa en la recuperación. Estoy comenzando a rematar 2 años después aunque en la explosividad todavía tengo alguna molestia. La cirugía me ha quitada dolores que nunca desaparecían, por lo que estoy súper contento con el resultado, aunque la recuperación haya llevado su tiempo“.

Martín nunca ha tenido ninguna lesión grave “más allá de varias sobrecargas de la zona escapular, tendinitis en el codo y un principio de osteopatía de pubis“. Para él, las zonas que más sufren son “mayormente las articulaciones y rotadores de la rodilla, hombro y codo. A nivel profesional la mayoría de operaciones se realizan en estas tres partes, sobre todo debido a una mala preparación física, dejando muchas veces de lado el apartado de prevención“.

La importancia de la prevención

Martín dedica una media de tres horas diarias entre preparación física y entrenamiento técnico/táctico, “a lo que habría que sumar las horas que dedicamos al apartado psicológico, fisioterapeuta y nutrición“.

La prevención está muy presente en su entrenamiento. Gran parte de su planning físico va encaminado a ella. “Consideramos que es fundamental jugar sin dolor y hacia ello dirigimos nuestra preparación“.

Para Martín, el calentamiento está siempre presente antes de una competición. “Le doy mucha importancia al apartado nutricional los días previos a la competición y, además, desde una hora antes de entrar a competir empezamos a realizar ejercicios de calentamiento que van aumentando en intensidad conforme se acerca la hora del partido (trote, coordinación de pies, gomas elásticas para rotadores, sprints…)“.

Después de un partido también realiza una rutina específica. “Suelo realizar en primera instancia unos estiramientos muy suaves antes de pasar por las manos del fisio para que me descargue a conciencia las partes que más han sufrido durante el encuentro. Después de esto, si hay la posibilidad me gusta meter las piernas en una bañera de agua muy fría y si no hay, compramos un par de bolsas de hielo para recrearla en la habitación del hotel“.

Recomendaciones

Martín: “Uno de los mejores consejos que se pueden dar en este aspecto al jugador amateur es que realice un buen calentamiento antes de jugar cada partido, casi nadie lo hace y es una de las mayores causas de lesión entre el padelero aficionado“.

Luis: “Lo ideal es tener una higiene deportiva diaria al igual que nos aseamos, lavamos los dientes… pues ir al gimnasio, pilates, actividades para la tonificación y protección de las articulaciones. Esto sería lo ideal. La realidad, intentar hacer buenos calentamientos y una buena rutina de estiramientos después de jugar y algunos ejercicios de fortalecimiento“.

Tenemos por costumbre de ir al fisioterapeuta sin prescripción médica cuando tenemos una molestia sin ir a la raíz del problema. Lo lógico es acudir al traumatólogo para ver si hay patología, y después valorar el tratamiento si tiene que ser con un médico, con un fisioterapeuta o con un licenciado en materia deportiva” concluye Luis.

Desde aquí, nuestro agradecimiento a ambos por su amabilidad y colaboración para la realización de este artículo.

Categoría: Lesiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

teléfono981 90 40 00
981 14 73 20

direcciónHOSPITAL HM MODELO
Virrey Osorio, 30
15011 A Coruña

Solicitar cita previa