Intranet

Enrique Luis Álvarez: “La prótesis de cadera cambió mi vida radicalmente”

31 de enero de 2019
Deja un comentario

Enrique Luis Álvarez es uno de nuestros pacientes. Hace un tiempo se tuvo que someter a una operación de prótesis total de cadera, debido al problema grave de artrosis que sufría.

Es deportista y compite en diversas disciplinas como bicicleta, carreras de orientación, triatlón, etcétera… La prótesis de cadera no le ha impedido continuar con sus actividades, sino todo lo contrario. De hecho, antes de cumplir un año de la operación pudo participar en más de 26 carreras en diferentes modalidades.

Enrique Luis Álvarez 1

Enrique Luis Álvarez compite en diferentes disciplinas y ha conseguido numerosos pódiums

El dolor constante y el malestar que sufría previamente a la intervención, le afectaban a su vida diaria y le estaban cambiando el carácter. Por ello, se decidió a dar el paso. Ha conseguido numerosos pódiums pero, lo que más le satisface es poder presentarse en la línea de salida de cualquier prueba.

En Surbone, tras una intervención de este tipo, damos pautas y precauciones a nuestros pacientes para ayudarles a recuperar cuanto antes la movilidad y garantizar una larga durabilidad del implante, pero son ellos los que deciden finalmente el nivel de exigencia en cuanto a la realización de los ejercicios. Nosotros somos cautos con las recomendaciones deportivas, pero siempre tenemos muy presentes la felicidad y deseos del paciente, al que le prestamos apoyo en todo momento.

Os damos a conocer la experiencia de Enrique Luis Álvarez, no sin antes agradecerle  encarecidamente que haya querido compartirla en esta entrevista.

- Has conseguido numerosos pódiums autonómicos y nacionales en distintas disciplinas deportivas. La primera pregunta es obvia, ¿se puede practicar deporte con una prótesis de cadera?

Sí, desde luego, lo importante es saber tus limitaciones y querer hacerlo.

- ¿Qué lesión sufriste y a qué edad?

A los 49 años me tuvieron que implantar una prótesis total de la cadera derecha, ya no había cartílago y el dolor constante, hacía el día a día insoportable.

- ¿Cuáles eran los síntomas que sufrías en tu día a día?

Al principio era un dolor no localizado, al cual a base de antiinflamatorios iba engañando al cuerpo, pero que al final ya casi ni hacían efecto. El dolor era constante, molesto, ninguna posición era buena ni me aliviaba, lo que hacía que mi estado de ánimo y humor fuesen cambiando día a día.  Me estaba convirtiendo en una persona arisca debido a mi mal humor por ese malestar constante.

- ¿Te costó tomar la decisión de operarte?

Mucho, el miedo a quedar mal rondaba la cabeza. Leí mucho y consulté a gente que lo había hecho y todos me animaban a hacerlo. La verdad, ya solo el hecho de quitar ese dolor, “casi de un día para otro”, fue lo que más me animó.

- Finalmente tomaste la decisión y te operaste en nuestra clínica, ¿Cómo valoras el resultado tras la operación?

Encantado y agradecido desde el primer día. Todo fue a mi modo de ver perfecto, rápido, ni me enteré de nada, creo que no puedo encontrar ninguna pega. Recuerdo la primera vez que me atendió el equipo médico de Surbone, que me comentaron: “acuérdate de este día y dirás, ¿por qué no lo habré hecho antes?“. ¡Cuánta razón tenían! Por ello, a quien viva esa situación, le diría que no lo piense más, te cambia la vida radicalmente.

- Sabemos que te preparaste físicamente antes de la operación realizando ejercicios de tonificación y que esto te ha ayudado mucho en la recuperación, ¿podrías relatarnos los ejercicios que realizabas?

La base en general para todo es hacer bastante core, es decir, lo que es el tronco, además de ejercicios para brazos y piernas.  Eso me ayudó para tener el cuerpo preparado para la recuperación, que fue súper rápida en comparación a lo que yo a priori tenía pensado después de leer casos y procesos.

Realizar muchos ejercicios de repetición ayuda al cuerpo a hacerlos “de memoria” y, después de la operación, con ayuda de voluntad, concentración, calma y ganas, al ser un gesto ya aprendido es más fácil hacerlo.

- Una de las grandes preocupaciones de muchos pacientes antes de operarse de prótesis de cadera es el tiempo de recuperación que van a necesitar para volver a la normalidad. ¿Cómo fue tu experiencia?

Como comentaba antes, mucho más rápido de lo pensado inicialmente, es más, yo ni siquiera estuve de baja en mi trabajo. Solo después de dos días de hospital, retomé mi actividad laboral, hacía paradas para hacer ejercicios y seguía con la rutina. La vida familiar varía al principio, pues hay que adaptar la casa a la nueva situación, pero con poca cosa y cuidado, sobre todo al principio, ves que cada día es un poco mejor y así en poco tiempo ya haces  lo cotidiano. Sé que los tiempos de recuperación estándar casi, casi, los reduje a la mitad.

Enrique Luis Álvarez 2

Enrique Luis se prepara para el Campeonato del Mundo de Triatlon Cros y el Ironman de As Pontes


- ¿Cuándo pudiste retomar los entrenamientos y cómo fue esta vuelta a la actividad deportiva?

Las ganas de volver a hacer deporte, una vez que vi que ya no había dolor y que cada día era un avance y que estaba mejor, me invitaban, aún más, a querer empezar a hacer cosas.

Mientras que estaba con las muletas caminaba mucho, subía y bajaba escaleras, hacía bici estática (primero despacio y después más rápido sin carga), andaba en el agua de la piscina… Todo lo que creía que me iba bien lo hacía, y al ver que mejoraba aún me animaba más y me daba confianza para ir haciendo cosas como, por ejemplo, no realizar fuerza con los brazos y descargar poco a poco el peso sobre las piernas para conseguir andar como antes.

Me ayudó caminar sobre una línea y mirarme en el espejo para evitar el balanceo y el cojeo. Aunque parezca de broma, es como volver a aprender a andar. Una vez que el andar lo llevaba bien, y que notaba que no cojeaba, hacía ejercicios en las máquinas del gimnasio para coger fuerza. Poco a poco retomé la bicicleta estática con un poco ya de carga y después empecé con los primeros trotes despacito en la cinta de correr.

A los tres meses ya hice mi primera carrera de orientación por el bosque y, a partir de ahí, siempre con cuidado, le siguieron prácticamente las más de 26 carreras de diferentes modalidades que tengo contabilizadas antes de cumplir el año desde la operación.

- En mayo participarás en el Campeonato del Mundo de Triatlon Cros en Pontevedra en tu grupo de edad y en junio en el Ironman de As Pontes, ¿cómo te preparas para estas dos grandes citas deportivas?

Fundamentalmente: mucha bicicleta. Me aporta mucho fondo y me “castiga” poco la cadera. El trabajo de piscina me ayuda a estar tonificado en general y limito la carrera a pie a uno o dos días por semana, para cuidar un poco la cadera (me tiene que durar mucho). Aunque son pruebas que tienen nombre, y a priori parecen grandes objetivos, lo que más me satisface es el hecho de poder presentarme en la línea de salida de cualquier prueba para poder disputarlas.

- Para finalizar, ¿qué le dirías a una persona que estuviera en la  situación en la que estabas tú y que esté dudando por miedo a operarse?

Sin duda ninguna, que se decida ya, que no pase ni un mal día más en su vida. El cambio es radical a mejor.

Enrique Luis Álvarez

Categoría: Lesiones, Tratamientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

teléfono981 90 40 00
981 14 73 20

direcciónHOSPITAL HM MODELO
Virrey Osorio, 30
15011 A Coruña

Solicitar cita previa