Intranet

La lesión de Bankart provoca dolor y sensación de inestabilidad de hombro

18 de septiembre de 2014
Deja un comentario

El hombro es la articulación más compleja y la de mayor movilidad en el cuerpo humano. Por ello, puede sufrir diversos problemas.

Gran parte de las dolencias tienen su origen en una inflamación o desgarro del tendón, así como en problemas en el manguito rotador o en el sistema óseo.

Entre las lesiones más frecuentes podemos destacar la rotura del manguito rotador, una luxación, el hombro congelado, la bursitis, una tendinitis, artritis y fracturas.

Hoy nos queremos detener en una de las lesiones que puede sufrir el hombro, la lesión de Bankart. Ésta afecta al rodete glenoideo o labrum.

 

La lesión de Bankart es un muy común tras una luxación de hombro y es motivo de inestabilidad.

La lesión de Bankart supone la rotura del labrum

 

El rodete glenoideo es una cápsula fibrosa que está ubicada donde se asienta la cabeza del húmero. Rodea la base de la articulación del hombro y se ocupa de otorgarle una mayor estabilidad.

La lesión de Bankart supone la rotura del rodete y suele derivar de una luxación anterior del hombro. En otras palabras, cuando el hombro se desplaza hacia delante, generalmente debido a un traumatismo, la cabeza del húmero se lleva consigo el rodete, lo arranca.

Síntomas

Los pacientes que sufren la lesión de Bankart experimentan un dolor agudo y la sensación de inestabilidad de hombro.

Tratamiento

El tratamiento conservador incluye la pauta de antinflamatorios, reposo, aplicación de frío y fisioterapia. Si esto no es suficiente será necesaria la cirugía.

La artroscopia está indicada para el tratamiento de la lesión de Bankart. Mediante esta técnica mínimamente invasiva, el cirujano realiza una pequeña incisión por la que introduce un cámara (artroscopio), con la que examina el interior de la articulación. Tras ello, repara los tejidos dañados realizando de una a tres incisiones más pequeñas por las que introduce otros instrumentos.

Recuperación

El período de recuperación tras una operación de artroscopia de hombro oscila entre uno y seis meses, dependiendo del tipo de intervención.

El paciente suele usar un cabestrillo durante la primera semana, aunque puede que sea necesario durante más tiempo.

En la mayoría de los casos es recomendable la fisioterapia para ayudar a fortalecer la musculatura y a recobrar el movimiento paulatinamente.

 

Categoría: Lesiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

teléfono981 90 40 00
981 14 73 20

direcciónHOSPITAL HM MODELO
Virrey Osorio, 30
15011 A Coruña

Solicitar cita previa