Intranet

La luxación es una de las principales lesiones traumáticas del hombro

30 de noviembre de 2015
Deja un comentario

Las lesiones traumáticas se producen de manera repentina. Por lo general, se originan al someter a la estructura a un estrés repentino superior a la capacidad de absorción y distribución de fuerza de los tejidos (huesos, ligamentos, tendones, etcétera). Este tipo de lesiones se producen por tanto, tras un golpe, una caída, torsión, etcétera.

El hombro, la articulación más compleja

El hombro es la articulación más compleja de nuestra anatomía. Es la región en la que se unen los brazos con el tronco. Esta articulación está compuesta por huesos (húmero, escápula u omóplato, clavícula y acromion), ligamentos y cápsula articular, y está reforzada por los tendones de algunos músculos. La lesión traumática puede afectar a uno o varios de estos componentes.

Podemos diferenciar tres tipos de lesiones traumáticas: contusiones, fracturas y luxaciones. Esta última es una lesión muy frecuente y dolorosa.

¿Qué es la luxación de hombro?

La luxación implica que uno de los huesos queda situado fuera de su sitio. Por lo general, se desencadena por traumatismos de moderados a graves que ejercen una presión excesiva sobre la articulación y provocan la rotura de los elementos de sujeción (ligamentos y cápsula). Por ello, se produce un desplazamiento de las estructuras óseas, lo que provoca una pérdida total de función.

La luxación de hombro provoca un gran dolor de hombro. La artroscopia de hombro es un tratamiento habitual en estos casos.

Entre los síntomas de la luxación destaca el dolor de hombro agudo e inmediato

En el 95% de los casos la luxación de hombro es anterior, es decir, la cabeza del húmero se desplaza hacia delante. Por el contrario, hablamos de luxación posterior cuando la cabeza humeral se desplaza hacia atrás.

Síntomas

Como ya avanzamos, la luxación es una lesión muy dolorosa. Entre sus síntomas destaca un dolor agudo e inmediato, incapacidad funcional completa y la deformación del hombro.

Es muy importante una rápida actuación médica, ya que es necesario realizar de inmediato la maniobra de reducción (recolocación) de la articulación.

Tratamiento

Una luxación suele conllevar lesiones asociadas porque normalmente no sólo hay un desplazamiento óseo sino que se rompen muchos tejidos blandos, tales como ligamentos, tendones y cápsula. Por tanto, no es suficiente reducir (colocar) el hombro, sino que hay que valorar otro tipo de lesiones como las que afectan al manguito rotador y al menisco (rodete) del hombro.

La luxación de hombro puede ser completa o parcial (subluxación). En la primera el desplazamiento óseo produce una pérdida total de contacto, mientras que en la parcial los dos huesos permanecen en contacto.

El tratamiento dependerá de la gravedad de la lesión. El conservador incluye la pauta de antiinflamatorios, inmovilización, reposo, aplicación de frío y fisioterapia.

La artroscopia también está indicada para el tratamiento de las luxaciones. Ésta es una técnica mínimamente invasiva. En ella el cirujano realiza una pequeña incisión en el hombro afectado por la que introduce una cámara (artroscopio) con la que examina el interior de la articulación. Posteriormente, realiza de una a tres incisiones más pequeñas por las que introduce otros instrumentos para reparar los tejidos dañados.

Si tienes dudas sobre las lesiones traumáticas de hombro, pide cita en nuestra clínica en el teléfono 981 904 000 o envíanos un correo a contacto@surbone.com.

 

Categoría: Lesiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

teléfono981 90 40 00
981 14 73 20

direcciónHOSPITAL MODELO
Virrey Osorio, 30
15011 A Coruña

Solicitar cita previa