Intranet

Las prótesis, soluciones eficaces al empeoramiento de enfermedades reumáticas

30 de septiembre de 2020
Deja un comentario

El otoño ha llegado y con él la bajada de las temperaturas y las primeras lluvias con una sensación de humedad que hace que se incrementen los síntomas de dolencias reumáticas o que se agraven aquellas que se han cronificado.

Artritis reumatoide, psoriasis, lupus eritematoso sistémico y otras afecciones articulares son algunas de estas enfermedades.

Precisamente, la artritis reumatoide es una dolencia que afecta a las articulaciones provocando inflamación, rigidez y dolor. Sus causas van desde una enfermedad autoinmune hasta desgaste, fractura, acumulación de cristales o infecciones y suele darse en personas de edad avanzada. La afección consiste en que las articulaciones pierden movilidad, causando dolor y llegando incluso a deformarse. Algunas tipologías son crónicas.

El lupus eritematoso es una enfermedad sistémica autoinmune que puede manifestarse en la piel, articulaciones, riñones, corazón o pulmones. La enfermedad consiste en que el organismo genera anticuerpos denominados autoanticuerpos, en contra de sí mismo. Puede afectar a varios órganos pero la mayoría de los pacientes tiene afectada casi exclusivamente la piel y las articulaciones. Se trata de una enfermedad crónica y cursa por brotes.

La psoriasis es una afección de la piel que provoca enrojecimiento, escamas plateadas e irritación. La enfermedad consiste en la reducción del plazo de renovación de las células cutáneas, lo que provoca la acumulación de tejido muerto en la piel y genera las escamas. Infecciones bacterianas, aire excesivamente seco o piel seca, lesiones en la piel, estrés, poca exposición solar o quemaduras solares pueden desencadenan brotes de psoriasis.

A estas enfermedades más comunes se suman otras también de carácter reumático como los sarcomas sinoviales, fiebre reumática, bursitis, necrosis aséptica o artropatía neurogénica.

Artrosis secundaria

Algunas de las enfermedades reumáticas afectan especialmente al cartílago, el tejido firme y flexible que cubre los extremos de los huesos en una articulación. Cuando estas afecciones empeoran o desencadenan una artrosis secundaria, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para la implantación de una prótesis, lo que mejorará considerablemente la calidad de vida del paciente.

La artrosis es una enfermedad que afecta al hueso y al cartílago articular y que provoca dolor, rigidez, deformidad y limitación funcional en el paciente.

Dependiendo del lugar donde se encuentre, la artrosis se califica de especial forma si se trata de la rodilla, gonartrosis; de cadera, coxartrosis; o artrosis de manos, o lumbar y dependiendo de la causa que la provoca, ésta puede ser artrosis primaria, generada por el propio envejecimiento del organismo, sin una causa claramente demostrable, y artrosis secundaria, con un desencadenante definido, que puede ser un traumatismo, una infección, una fractura, una enfermedad metabólica, etcétera.

Cuando esta enfermedad evoluciona a casos severos, que limitan la vida del paciente, se hace precisa una intervención, se lleva a cabo la cirugía de reemplazo articular. Este tipo de operaciones supone la desaparición del dolor y la recuperación del paciente suele ser inmediata.

En Surbone somos especialistas en cirugía protésica y artroscópica. Si quieres que evaluemos tu caso, pide cita en nuestra clínica a través del formulario de contacto de la web o llamándonos directamente al 981 90 40 00.

Categoría: Caso clínico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

teléfono981 90 40 00
981 14 73 20

direcciónHOSPITAL HM MODELO
Virrey Osorio, 30
15011 A Coruña

Solicitar cita previa