Intranet

Surbone se adapta a las novedades técnico-quirúrgicas de Ligamento Cruzado Anterior (LCA) mediante plastia

29 de diciembre de 2020
Deja un comentario

Uno de los valores diferenciales de nuestro centro, Surbone, viene dado por nuestra capacidad de adaptación a las diversas novedades quirúrgicas en los ámbitos de la cirugía ortopédica y la traumatología. Nuestros profesionales, situados a la vanguardia del conocimiento, dominan técnicas singulares que permiten obtener mejores resultados y un mayor índice de recuperación en determinadas lesiones.

Al mismo tiempo, en Surbone contamos con aparatología y equipamiento puntero para que éstos puedan desarrollar su labor en las mejores condiciones.

Cómo tratar las lesiones de LCA

Uno de los campos en los que nos diferenciamos especialmente es en el de la reconstrucción de lesiones del Ligamento Cruzado Anterior (LCA), un tiempo de afección que es necesario tratar mediante intervención, especialmente en aquellos casos en los que el paciente es menor de 60 años.

Estas lesiones se tratan quirúrgicamente desde hace mucho tiempo con diferentes técnicas. Así, en los 80 la reconstrucción del LCA se realizaba con técnicas a cielo abierto (una banda) con técnicas de doble incisión (es decir, con túneles independientes de tibia y fémur). Y ya en los 90 se realizaron las primeras plásticas artroscópicas con túnel femoral transtibial.

Sin embargo, en los últimos años se ha avanzado considerablemente en el conocimiento de la anatomía, diagnóstico y cirugía de reconstrucción del LCA, con técnicas cada vez más efectivas que permiten optimizar el control de la estabilidad rotacional.

Hoy por hoy, el LCA se puede intervenir mediante plastias autólogas del propio paciente. Suelen ser plastias de hueso-tendón-hueso y, cuando se acometen, se echa mano de una parte de la rótula, un trozo del tendón rotuliano y una parte de la tuberosidad tibial.

En otras ocasiones, sobre todo cuando ya existen cirugías previas, se recurre a los denominados bancos de huesos para su realización. Es decir, se realizan plastias que ya no serían autólogas, sino plastias procedentes de cadáver, que permiten sustituir el ligamento cruzado roto. Esta técnica es común a las ligamentoplastias de disposición convencional y a las anatómicas.

Inserción lateral de la plastia en una posición más anatómica

Tradicionalmente, por facilidad técnica, la inserción de la plastia del ligamento cruzado anterior se estaba realizando en la escotadura intercondílea. Pero, desde hace algunos años, se está comprobando que colocar esa inserción lateral de la plastia en una posición más anatómica mejora la estabilidad de las rodillas en los movimientos de rotación. Es decir, es más efectiva.

La traslación anterior de la tibia se puede controlar de forma óptima por los dos sistemas, mientras que la traslación de la tibia durante la flexión de la rodilla o en movimientos de rotación se controla mejor cuando la inflexión es más anatómica. Esto ha hecho que en los últimos años, de forma paulatina, se haya modificado la técnica para permitir una inserción más lateral.

Unos resultados cada vez mejores

En Surbone nos hemos adaptado a las novedades técnicas en cirugías de reconstrucción del LCA para intentar obtener unos resultados cada vez mejores. Esto permite que, por ejemplo, deportistas de alto nivel puedan intervenirse y conseguir una mayor estabilidad en la rodilla operada.

Aunque la técnica cada vez se estandariza más para todo tipo de pacientes es, quizás, en los deportistas -principalmente, futbolistas- en los que el empleo de esta modificación de la técnica está más recomendado. En este tipo perfiles persistía cierta inestabilidad al utilizar técnicas quirúrgicas convencionales. Sin embargo, los movimientos de rotación mejoran mucho con plastias de vanguardia, como las que realizamos en Surbone.

Etiquetas: , , Categoría: Corporativas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

teléfono981 90 40 00
981 14 73 20

direcciónHOSPITAL HM MODELO
Virrey Osorio, 30
15011 A Coruña

Solicitar cita previa